SIGAMOS ADELANTE
390
post-template-default,single,single-post,postid-390,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,elementor-default,elementor-kit-255,elementor-page elementor-page-390

SIGAMOS ADELANTE

Estimadas hermanas y hermanos en la fe en Cristo Jesús.

A nombre de todo el cuerpo ministerial de la Corporación Iglesia de Dios Voz en el Desierto, La Apostólica Iglesia, queremos expresar un saludo cordial al cerrar este año 2020.
Es cierto que este año ha recibido diversos calificativos, todos ellos basados desde la experiencia particular de cada persona que lo emite, como iglesia, solo podemos decir: ¡Gracias Señor Jesús!

¿Agradecer?, muchas veces esto parece contradictorio, pero cuando entendemos que en medio de cada circunstancia hubo alguien que no nos dejó, lo único que podemos decir es: ¡Gracias!
Efectivamente nuestro Dios nunca nos deja, aún cuando podamos experimentar momentos muy tristes y otros de alegría, él ha estado ahí para sustentarnos e incluso consolarnos en medio de nuestros dolores.

Mientras visitaba a un hermano en la fe, en su lecho de enfermedad, pudimos compartir una expresión que fue escrito en medio de un escenario de dolor:

“¡El fiel amor del Señor nunca se acaba! Sus misericordias jamás terminan.
Grande es su fidelidad; sus misericordias son nuevas cada mañana. Me digo: “El Señor es mi herencia, por lo tanto, ¡esperaré en él”.
Lamentaciones 3:22-24 NTV

Eso es lo que nos da esperanza y fuerza en medio de todo lo que podamos pasar. Sé que Dios me ama y me amará hasta el fin.

Al terminar este año, les envío un abrazo lleno de amor y esperanza en lo que viene hacia adelante. El apóstol Pablo escribió a la iglesia en Filipo:

12 No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí. 13 Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Mas bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, 14 sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.
Filipenses 3:12-14 NVI

Olvidar lo que queda atrás, significa no gloriarnos de ninguno de nuestros logros ni ocuparlos cómo disculpas para relajar nuestro esfuerzo. Pablo esta diciendo que el cristiano debe olvidar todo lo que ha hecho, y tener presente solo lo que todavía debe hacer .
“Olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que esta delante,…”

Uno de los términos utilizados en este verso es: “esforzándome” o “estirándome” que del griego es muy gráfica, ya que se dice de un atleta que se estira para cortar la cinta de la meta. Aún cuando pienses que ya es todo, ¡no! Hazlo, esfuérzate, ¡estírate!, sigue poniendo tu mirada en la meta. “Sigo avanzando hacia la meta…”

¡Sigamos adelante!

Amada Iglesia que te encuentras en distintos puntos de nuestro país Chile, Argentina, Perú y en el mundo entero, sigamos adelante sirviendo y honrando a Dios en un tiempo distinto a lo habitual, pero igual en algo, siempre Dios ha estado contigo. En días de sol, nublado o lluviosos, Dios estará, su promesa es verdad.

A nombre del Directorio de nuestra corporación y todo el cuerpo pastoral, oramos para que todos podamos alcanzar la meta y así enfocados en esta, ingresar en una nueva etapa de nuestras vidas. Que este año 2021 sea bendecido, contando con la presencia de nuestro Dios siempre por medio de su Espíritu Santo en el Nombre de Jesús.

Pastor Fabián Aurelio Cabrera Pérez
Presidente Corporación
Iglesia de Voz en el Desierto
La Apostólica Iglesia

No Comments

Post A Comment