Confiemos en nuestro Dios y apartémonos de la murmuración

Posted by | enero 18, 2017 | Blog | No Comments

En números capitulo 11, Dios le envía codornices al pueblo de Israel, después de que se quejaron a Moises y Dios los oyó (V.1). Pero antes que Dios enviara esta lluvia inusual de codornices Moises comenzó a razonar y quejarse contra Dios.

Tristemente la historia se repite una y otra vez, si nos juntamos con personas que se quejan y murmuran continuamente, nos vamos a corroer con el mismo espíritu, ya que las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. En el V.4 piden carne: “Quien nos diera de comer carne”, pero en el verso pasado se acuerdan del pescado de Egipto, los pepinos, melones, los puerros, las cebollas, los ajos, etc. Estaban cansados del mana que Dios les enviaba del cielo. Desde el V.11 al 14 el líder se contamina y solo vemos quejas hacia Dios al punto que en el V. 15 pide a Dios que le de la muerte.

El hombre cae en depresión, se canso de escuchar las quejas y como el pueblo lloraba a la puerta de su tienda. Les recuerdo que los líderes también somos de carne y huesos y nos cansamos y agotamos, es por eso es que estamos en medio de un constante ayuno y oración por todo el liderazgo de nuestra Iglesia y Corporación, ya que estamos siendo atacados en todos los frentes incluso con enfermedades que son incurables para el hombre. Lo mas glorioso es que en medio de las lagrimas y quejas Dios no nos abandona y le dice a Moises en el V. 18 “Dile al pueblo que se santifique porque mañana comeréis carne y a todos los que se quejaron y lloraron diciendo que es mejor Egipto: JEHOVA OS DARA CARNE  Y COMEREIS.

Pero lo grandioso de nuestro Dios es que esto no solo iba a durar 24Hrs. el V. 19 dice: “No comeréis un día ni dos días, ni cinco, ni diez días, ni veinte días, sino hasta un mes entero” “Que os salga por las narices porque menospreciasteis a Jehova que esta en medio de vosotros y llorasteis diciendo ¿Para que salimos de Egipto?

Cuidado!  Cuando nuestro Dios nos asegura algo, no razonemos humanamente. Moises el Líder cayo en ese error V. 21 “Entonces Moises dijo: 600 mil de a pie es el pueblo en medio del cual yo estoy y tu dices: Les daré carne y comerán un mes entero. V.22 ¿Degollaran corderos y bueyes que les basten? ¿o se juntaran todos los peces del mar para que tengan abasto? Jehova Respondió: ¿Acaso se a cortado la mano de Jehova? Otra versión dice: ¿Hay algún limite a mi poder?  La respuesta tiene solo dos opciones, Si o No.

La pregunta que hoy te debes hacer es, son nuestros problemas o enfermedades mas grandes que nuestro Dios? Mil veces No. De acuerdo a los estudiosos Dios tuvo que proveer 105 millones de codornices de la nada, para nuestro Dios no hay nada grande o pequeño, fácil o difícil, posible o imposible, para El no hay grado de dificultad

Les insto a todos a reforzar nuestras oraciones en favor de todos los que están enfermos, por situaciones difíciles, por el nuevo lugar de reunión en la ciudad de Valparaiso.

El Dios que servimos no tiene limites, porque no tiene principio ni fin, regocijémonos por adelantado de todas las maravillas que el hará en este año 2017 y en preparación a nuestra gran fiesta Espiritual en Semana Santa.

Para no retroceder y seguir avanzando debemos abrazar estas dos palabras y hacerlas una realidad en nuestras vidas,  “Visión y Unidad”

Ruego sus oraciones y continúen apoyando la obra de Dios con sus oraciones y financieramente, sin retroceder, porque la victoria es nuestra.

Obispo Felix Fuentes D.

About Iglesia Voz en el Desierto